RESUMEN

 

El Museo del Andén es un proyecto de creación investigación del departamento de Artes Visuales de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Propone una plataforma que estudia las relaciones de intercambio cotidianas en áreas del espacio público que colinda con la universidad, como la carrera séptima y el túnel, para asumir las historias, experiencias y saberes de los vendedores informales como patrimonio de la ciudad, potenciándolo a través de prácticas artísticas. El objetivo principal es traer a presencia por medio del arte, la existencia de algunos de los actores implicados, para suscitar actitudes de hospitalidad.

 

 


 

SOBRE EL MUSEO

 

El Museo del Anden es un proyecto de creación con impacto social, desarrollado por los profesores Sonia Barbosa Ortiz, Nicolás Leyva Townsend y Ricardo Toledo Castellanos [1], y los estudiantes Sara Casadiego y Juan Pablo Figueroa, miembros del Semillero de creación-investigación Especies de espacios [2], del Departamento de Artes Visuales.

En mayo de 2016 el Semillero desarrolló el encuentro A la vuelta de la esquina, con la asistencia de siete vendedores ambulantes de los alrededores de la universidad, que expusieron aspectos de su condición frente a las acciones institucionales recientes respecto al comercio informal, que promueven su llana salida del espacio.

En octubre de 2016, el Semillero lideró El Museo Reinventado, en el que, con expertos locales e internacionales (Brasil, Italia y Francia), se exploraron posibilidades de las instituciones museales para la transformación social. El encuentro se aprovechó para presentar el estado preliminar del proyecto, y recibir retroalimentación de los especialistas y el público.

El Museo del Andén se plantea como un museo efímero que sirva de agente de activación patrimonial de relaciones de intercambio cotidianas, usando el arte como estrategia. Buscamos presentar las historias, experiencias y saberes de los vendedores informales como patrimonio cultural, con el propósito de construir memoria, poner en valor y traer a presencia la faceta humana de los actores implicados, haciendo patentes sus rostros, nombres e historias de vida.

En coherencia con las nociones articuladoras del proyecto -presencia y hospitalidad- el acercamiento a la problemática se ha desarrollado desde la investigación-acción participativa, manteniendo conversaciones, desde el nivel cotidiano hasta reuniones informativas y de toma de decisiones, con Guillermo León, quien a través de su trabajo ayudando a usuarios de taxis ha superado la indigencia, su esposa Doña Gabriela (propietaria de una chasa), y los vendedores informales Fernando Rodríguez, Jaqueline y Gloria Sastoque, Jenny y Oscar Gómez Ospina, Ferney, Francisco y Darío Daza, considerados miembros del Museo. Hasta ahora se ha estado conformando una página web para alojar contenido multimedia y se ha realizado una publicación de las historias de Guillermo y Gabriela y de Fernando, en la revista digital Humanum, del Plan de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

En la acción ‘Viceversa’, realizada el 14 de agosto de 2017 en el marco de la exposición Habitar y Resistir (organizada por el Semillero), se invitó a conformar una cadena humana desde el

edificio Gerardo Arango, hasta los puestos de venta informal ubicados en el andén del costado oriental del ‘túnel’. Se propuso que quien lo deseara comprara productos del andén desde el espacio expositivo, por medio de un enlace solidario de personas, quienes pasaron la orden, el producto y el dinero por medio del “mano a mano”, hasta efectuar la venta. La acción se convirtió en una especie de “teléfono roto”, altamente significativo en la medida en que involucró a estudiantes, profesores, personal de servicios y padres de familia, en la pregunta por los afanes, planes de vida y lugares en la ciudad para los vendedores informales. La acción buscó hacer difuso el momento y lugar de la compra-venta, traer a presencia la faceta humana de las personas detrás del intercambio, señalar incongruencias en las normas que afectan su estar y ampliar el círculo de personas solidarias con su lucha por el sustento.

La acción ‘Presencia’, a realizarse entre el 18 de septiembre y el 20 de octubre, consiste en un juego, parecido a un “álbum de monas”, que comienza con la distribución entre la comunidad de un mapa de las ubicaciones cotidianas de cada uno de los puestos de venta en los alrededores de la universidad, con los nombres y los retratos dibujados de cada uno de los vendedores miembros del museo, con la instrucción de que los busquen para saber de sus vidas y pedirles que pongan un sello en un espacio asignado para esto. Se invita a los jugadores a que, completados todos los sellos, se acerquen a la Facultad de Artes, donde pondremos un sello del Museo del Andén y les entregaremos una libreta de apuntes con la imagen del museo en su portada, un botón para apuntar en su ropa y una calcomanía con el logo del museo, planteando a los jugadores que ahora son “miembros honorarios del Museo del Andén”.

Este proyecto no pretende resolver, de manera asistencialista, las problemáticas, sino contribuir mediante la expresión artística a la puesta en presencia de sus afanes vitales, sus luchas y sus aportes a la construcción de comunidad de la calle que habitan, ampliando paulatinamente el grupo de personas interesadas en acompañar sus luchas.

[1] Investigador principal.

[2] El Semillero de creación-investigación Especies de Espacios del Departamento de Artes Visuales está conformado por 18 miembros, entre profesores y estudiantes del departamento, egresados, y estudiantes y profesores de otras carreras y universidades, bajo la consigna de Hospitalidad académica.